Aplicaciones de la Aloe Vera

El Aloe Vera es mundialmente conocido tanto por su uso en decoración como por sus aplicaciones en la medicina natural.

Los adeptos de esta planta suelen recomendarla tanto para tratar quemaduras, heridas, cortes, erupciones en la piel y picaduras de insectos; como para el cuidado del pelo, el tratamiento de várices, problemas digestivos, dolores musculares, asma, sinusitis y artritis.

formas de aplicar el aloe vera

El aloe Vera puede ser aplicado de formas muy diversas, según su finalidad:

-Como restituyente de la piel: Se aplica el gel extraído de la hoja cortada a la mitad directamente sobre quemaduras, piel seca, heridas picaduras u hongos. También puede fabricarse una pomada hirviendo grandes cantidades de pulpa hasta formar una pasta espesa.

-Como antiácido, digestivo y purgante: En jugo, diluyendo una cuchara sopera de gel en medio vaso de agua para ser tomado de una a tres veces al día antes de las comidas. Está presente también en cápsulas, por dosis de 100 a 500 mg.

-Como tratamiento para el cabello: Presente en shampoos y cremas de enjuague, o aplicado como gel sobre el cuero cabelludo.

-En preparados: Existen varias fórmulas y recetas (algunas de ellas bastante olvidadas) de licores o vinos en las que se puede aprovechar las cualidades del Aloe. En la India, por ejemplo, suele tratarse la anemia y los trastornos hepáticos o digestivos con el “Kumaryasava": gel de Aloe fermentado con miel y especias. En China forma parte de la cultura culinaria, suelen cocinarlo rebozado.

-En vahos: inhalados contra la congestión bronquial. También usados para el tratamiento del asma.

Sin embargo, la utilización de esta planta no debe estar exenta de precauciones. Debido a su acción altamente purgante, no debe ser consumida durante el embarazo ni el período menstrual; y tampoco por niños. Se advierte también que el consumo excesivo de hojas puede producir vómitos.